Los instrumentos

Necesarios para la ejecución musical, los instrumentos comportan distintos tonos y timbres variando el matiz y el significado dentro del color musical. Parte esencial del cuerpo e instrumento elemental de expresión del ser humano es la voz. Seguramente modulándola y en imitación de otras especies, el hombre primitivo descubrió el canto como modo de ahuyentar los depredadores y de diferenciarse de ellos. Luego al volverse gregario, los rituales de grupo y las características sociales, recurrieron para instrumentar las reuniones objetos de percusión que fungieron como tambores primitivos. Al paso del tiempo y al sofisticarse el hombre, necesitó crear distintos instrumentos para expresarse por medio de sonidos en sus actividades sociales. Así nacieron los instrumentos de la música.

La flauta

Flauta moderna

Quizá este sea el instrumento más antiguo conocido por la inteligencia humana. Registros indican que ya en la edad de piedra, los hombres comenzaron a intentar hacer sonidos con huesos de animales, piedras huecas. En la Antigua Grecia los cronistas y escritores, de los que tenemos testimonios directos por figuras representadas en vasijas donde hay diferentes músicos tocando el instrumento, existió una práctica constante en la interpretación del aulós (antiguaflauta griega). Su ejecución estaba destinada básicamente en la animación de la tragedia griega.

El arpa

Arpa antigua

Con tres cuerdas (antiguamente) para la ejecución de la escala pentatónica, este instrumento tiene igual que la flauta, un origen disperso. Pudo haber sido con alguna certeza el arco tenso en el que, casualmente, el cazador primitivo hubiera descubierto la esencia del instrumento que hoy llamamos arpa. La lira, que menciona el libro de los Reyes, tañía David rey de Israel, es un antepasado directo del arpa. En la cultura griega antigua, la cítara tiene lugar importante en el acompañamiento de los rapsodas y bardos. Los egipcios también ejecutaban algún tipo de arpa; así como los chinos, los celtas y muchas otras culturas alrededor del mundo. El instrumento fue evolucionando hasta convertirse actualmente en una magistral pieza que permite tensar y resonar las cuerdas con la adición de pedales.

El clavicémbalo o clavecín

Clavecín

Es un instrumento de cuerda cuya ejecución es debida a una serie de plectros sobre las cuerdas. Tiene un lejano parentesco con el arpa, por principios técnicos. Su origen se remonta a la edad media, cuando aparecen instrumentos como la espineta (de tamaño menor y sonido pobre) o el virginal (semejante al anterior de menor tamaño y forma rectangular). Se utilizó en la música de corte durante el Medioevo y en la secular hasta finales del barroco. Su sonido brillante y agudo, servía para ejecutar partes solistas, así como para llevar el bajo continuo (marcar el compás junto a la orquesta). Poco a poco se vería relegado por el pianoforte, el directo antecesor del piano.

El Piano

En el año 1700, Amadeo Cristofori hace mejoras en la construcción del clavicordio o clavicémbalo (instrumento de cuerdas similar a un arpa horizontal tocado por púas o plectros), siendo considerado el inventor del pianoforte (un piano de dimensiones modestas pero con gran riqueza sonora) precursor del instrumento moderno. Su versatilidad de color y masa sonora, hacen de este instrumento uno de los más importantes en la composición e interpretación musical moderna. Al igual que su antecesor directo, el clavicémbalo, cuenta con una caja de resonancia y un encordado que es percutido por una serie de macillos que tocan la nota respectiva. Este instrumento tiene una gran cantidad de matices, por lo que se usa, por ejemplo, para ensayar sin la participación de una gran orquesta, pues su registro de siete octavas en algunos modelos le otorga una gran ventaja respecto a otros instrumentos.

Es así mismo, el instrumento para el que casi todos los grandes compositores han escrito piezas importantes; todos interprete consumado escribe por regla general, apoyándose en ésta útil herramienta fabricada por el ingenio humano.

Bach abrió el camino para la versatilidad armónica desarrollada por los constructores primitivos; Haydn y Mozart, compusieron llevando al piano en el género de cámara, a un papel protagónico; Beethoven con sus treinta y dos sonatas para piano, se puede decir que reinventó la interpretación y consiguió desafiar los limites de expresión del instrumento. Destacan en el romanticismo igualmente nombres como: Robert Schumann, Franz Liszt, Frederic Chopin, Johannes Brahms y Sergei Rachmaninov.

Si no eres bueno con instruemtnos aqui puedes aprender como aprender a cantar.




No comments:

Post a Comment