Los efectos de la música clásica sobre mente y cuerpo 2

En 1996, otro estudio publicado en la prestigiosa Journal of American Medical Asociation, demostró que la audición continuada de música, disminuye considerablemente la necesidad de medicamentos, así como incrementa la producción de endorfinas.

Un par de años antes investigadores de la Universidad de Michigan, hallaron que escuchar por quince minutos música, incrementaba los niveles de una sustancia de importancia en la respuesta inmunológica llamada interleukina. Esta proteína, se activa para defender el organismo contra ataques derivados de sida o cáncer.

Un profesor de la Academia de Ciencias de Sofía, Bulgaria, un profesor quien puso a escuchar a un grupo de alumnos música para cuerdas, consiguió que estos aprendieran casi en la mitad del tiempo: lo que toma normalmente un semestre, se redujo a varias horas de estudio.

La terapia musical fue puesta a prueba en los ochentas en un grupo de niños con graves deficiencias mentales y físicas, sometiéndoles a jornadas de escucha, logró reducir la inmovilidad y la rigidez de sus miembros considerablemente.

Los impresionantes efectos de la terapia musical, fueron puestos a prueba por científicos de la Universidad de Washington, que al hacerles escuchar a un grupo de atletas música ligera, incrementaron extraordinariamente su rendimiento en un 213%.

Pero no solamente la música tiene efectos impresionantes en las personas. En algunas granjas experimentales en Israel y Gran Bretaña, las vacas productoras de leche puestas a oír piezas de Mozart, aumentaron su producción de leche considerablemente.


No comments:

Post a Comment