Houston, tenemos un problema

¡Houston, tenemos un problema!… de miedo

Houston, tenemos un problema
“Houston, tenemos un problema”. La popular frase que fue pronunciada cuando los astronautas del Apolo 13 se vieron obligados a abandonar su proyecto de hacer el tercer alunizaje, debido a la explosión de los tanques de oxigeno, quedó en el consciente colectivo y ha sido guardada y transmitida de una generación a otra.

Acordémonos de la anécdota. John Swigert, navegante espacial echando de ver las luces de alerta en la tabla de control destrozado cuando se causo la explosión, fue quien dijo la frase "Houston, tenemos un problema". Con muchísimos peligros y dificultades, los hombres del espacio pudieron eliminar y abandonar el cometido y regresar vivos, a tierra.

Cuando el oxígeno escaseó se vieron precisados a trasladarse al módulo lunar, y tenían escasamente disponían escasos 150 centímetros cúbicos de agua para el diario. Muy consumidos y con un peso muy bajo cada uno, llegaron el 17 de abril de 1970, a sólo 6 Kilómetros de la embarcación de socorro.

La frase expresada por Swigert llegó a convertirse una expresión usual cuarenta años más tarde y muchos todavía la corean en momentos de complicaciones. Los astronautas de la NASA hacen chistes y bromas empleando la famosa frase, pero siempre reconociendo el valeroso esfuerzo de sus compañeros que casi ofrendaron su vida a raíz de una fallan técnica.

Houston, tenemos un problema de miedo al fracaso

Para utilizar la histórica frase y pensando un poco en la situación que vivieron los astronautas, me imagino el miedo que pudieron sentir por sus vidas y también por el fracaso fe su misión frente al mundo, vamos a tocar un tema que explota de la misma forma como explotaron los tanques de oxigeno y muchas veces nos toca gritar: Houston, tenemos un problema de miedo al fracaso.

Tenemosun enemigo que nos aleja del éxito: el temor a fracasar. Es ese miedo a emprender una aventura porque “corremos riesgos, porque todo es incierto en el futuro, porque un fracaso es algo que debemos evitar”… y ahí nos quedamos como estatuas, sin oxigeno.

Si, el peor enemigo del hombre es el temor a fracasar, a que se burlen de él, a ser rechazado, a ser lastimado, el miedo a escuchar que le digan: NO. Y por eso se estanca, no avanza ni se traza metas, ni aspira a un galardón.

Cuando decimos alarmados ¡Houston, tenemos un problema y no lo solucionamos, solo queda en nuestra mente el sinsabor de sentirnos cobardes y el remordimiento de haber perdido una oportunidad que posiblemente no volverá.

Cuando el temor a fracasar se apodera de tu mente, tus capacidades y cualidades se esconden. No solo pierdes la habilidad si no también la excelencia. Solo recuerdos atesoras en tu corazón, y quizá un leve anhelo por intentarlo una vez más.

Houston, tenemos un problema, pero vamos a vencer el miedo a fracasar.


Si te decides vencer el miedo al fracaso descubrirás que puedes lograr mucho en cuanto a tu desempeño laboral, en tu vida personal y familiar. Los beneficios que obtienes son optimos.

1.- Te conviertes en una persona arriesgada, decidida y valiente, lo que redundará como beneficio en tu vida y saldrás ganador, como los astronautas, que supieron manejar la situación y ganaron su vida.

2.- vas a sentir la satisfacción de haber superado tu miedo y estarás dispuesto a aceptar retos futuros.

3.- Creces y logras conocimiento integral en tu vida. Tu espíritu, alma y cuerpo obtendrán un gran incentivo para ser ganador en el proyecto que emprendas.

4- Ya no te sentarás a con tu familia o compañeros a lamentarse y decir Houston, tenemos un problema, sino que saldrás a buscarlo y a perseguirlo sin miedo a fracasar, porque entiendes que el miedo es solo un estado que antecede al triunfo final.

5- La inteligencia, las habilidades, la creatividad, y muchos otros valores te han sido dados para que las trabajes y obtengas provecho. El sitio donde estás, los individuos que tienes cerca, son las adecuadas para mostrarles que sin miedo se llega a la meta.

Houston, tenemos un problema… nos da temor el éxito.

Sí, hay gente que le teme al éxito. Piensa que no podrá manejarlo y que es mejor quedarse donde está. El temor a asumir otros roles no les permite crecer.

Todos los protagonistas que han trascendido a la gloria y la inmortalidad, tuvieron enormes problemas pero los supieron dirigir y enfocar como oportunidades para alcanzar el éxito en su existencia. Porque no temieron enfrentar el éxito

Los obstáculos te impulsan a cambiar y adaptarte. Los procesos de cambio y adaptación generalmente duelen y crean conflicto, pero abren la puerta a nuevas experiencias, a nuevos retos, al crecimiento personal.

El miedo al éxito es un obstáculo y una oportunidad. Por esto debes luchar por alejarlo de tu vida. Si has obtenido éxito, mereces disfrutarlo, así que no repares en:

Tomar decisiones. Frente a ese obstáculo llamado éxito, analiza por qué le tienes miedo, que te asusta de lo nuevo que llega, que te causa inseguridad.

Revisar las creencias que te producen temor en lo nuevo y no te dejan avanzar. Esto te anima a evitar ciertas hipótesis que te imposibilitan superar un conflicto o un temor

Enfrentar el miedo sin pierdas el enfoque y asumiéndolo como un reto. Lo principal que puedes lograr hacer es derrotar ese temor a ganar, con certeza, aceptando que es un regalo, que es algo muy bueno.

Recuerda siempre que el éxito es alcanzado por las personas que deciden continuar caminando, sin temor y con mucha fe. Temerle al éxito es perderse la oportunidad de ser grande y negarse el derecho de gozar las mieles del ganador.

Algunos creen que el éxito no es para ellos y se niegan a recibirlo porque lo ven como un obstáculo y una incomodidad. Otros lo ven como un desastreporque piensan que su responsabilidad va a aumentar y en su interior se repiten “Houston, tenemos un problema de temor.

¿Te quieres reír?, entra en Chistes chistosos.



No comments:

Post a Comment