El Renacimiento

Justo al fin de la Edad Media, con el conocimiento y la autoridad centradas en torno al pensamiento escolástico, Johannes Gutenberg inventa la imprenta, dando así impulso a la difusión por medio de este avance técnico, al arte de la composición musical, antes reservado para el clero, y al pueblo llano solamente de manera oral y sin un sistema de registro.

Comenzando el siglo XV, mientras cae el dominio moro en Granada, son expulsados los judíos del reino de Isabel y Fernando, y Colón encuentra América, en las cortes de Europa el estilo polifónico secular comienza a tomar fuerza. El renacimiento toma de los motivos populares de ferias y plazas, donde músicos juglares viandantes hacen alarde de su técnica improvisatoria perfeccionando la ejecución, y del rigor de la música litúrgica, con su solidez estilística y magnificencia, para fundar un estilo musical nuevo sin tributar de ningún otro conocido anteriormente. El canto polifónico, vigoroso y sin perder los cimientos del orden armónico musical, llena poco a poco las cortes, sobre todo las de las repúblicas italianas de la época.

En España Juan del Enzina (Salamanca 1469-1529) retoma el estilo trovadoresco mezcla de épica caballeresca con algo de picaresca en distintos géneros como los Villancicos o el Cancionero de Palacio. La gran transición en el canto litúrgico polifónico lo da Tomás Luís de Victoria (1548-1611). Religioso de profesión, estudia en Roma, y luego es nombrado capellán del convento de las Descalzas Reales. Sirve en la corte del rey prudente, Felipe II. Su estilo puede encuadrarse dentro del esplendor estético del movimiento contrarreformista, que en otras manifestaciones del arte destacaban, como ejemplos: Santa Teresa de Ávila y San Juan de la Cruz en lo literario o El Greco en lo pictórico. Victoria brilla por la pureza de su línea, sin llegar a ser profano del todo, aunque siempre con un espíritu místico en sus composiciones. Compositor de la corte, sería el encargado de ejecutar la misa de réquiem para la infanta María, fallecida en el convento de las descalzas. Esta obra es su obra magna, donde su estilo se depura y en que todos sus atributos musicales y técnicos nos muestran el esplendor de la polifonía contrapuntística del renacimiento.

Tomás Luis de Victoria

"Vadam et circuibo": 




En las mencionadas cortes italianas, por la misma época de Victoria, Claudio Monteverdi (1567-1643) servía en la corte de los Gonzaga en la república de Venecia. Como compositor de corte escribió distintas obras para oficios religiosos, como su Vespro della Beata Vergine, ejecutada en la catedral de San Marcos en 1611. Monteverdi es tenido como el maestro de la polifonía coral, decisivo en el paso del madrigalismo a la ópera. Su Orfeo es considerado la precursora del género operístico e inaugura con su aparición el periodo barroco.

Claudio Monteverdi:

Orfeo, Tocatta.



No comments:

Post a Comment