Chistes de vendedores

Chistes de vendedores
Esto es un vendedor ambulante:
-¡Pastillas de la felicidad!, ¡pastillas de la felicidad!...
Va uno y las compra y dice:
-¡Pero si son aspirinas!
Y el vendedor le contesta:
-Pero si las compra, a mí me hace muy feliz.

Esto es un chico que vende periódicos por la calle, y va gritando:
-Noticia, noticia: ¡Han sido estafadas 8 personas!.
Pasa un señor que le compra un periódico...
-Noticia, noticia: ¡Han sido estafadas 9 personas!.

Llama una señora a una zapatería...
-Zapatería Martínez, ¿en qué puedo ayudarle?
-Perdone, me he equivocado de número...
-Pues traiga los zapatos y se los cambiamos.

Esto es un chico que se va a comprar a una tienda de deportes...
-Hola quería unas zapatillas.
-¿De qué marca las querías?
-¿Puma?
Y el dependiente que andaba un poco despistado, le contesta:
-Ay sí, un cigarrito...


Hola ¿tenéis trajes de camuflaje?
Sí, pero hace tiempo que no los encuentro...

Esto es un señor que va a la frutería para comprar una sandía...
-Hola quería una sandía.
-Aquí tiene.
-¿La puede partir por la mitad para ver si está roja?
-No puedo, pero está roja seguro, todas son muy buenas...
Entonces el vendedor y el cliente empiezan a discutir por el tema de la sandía, cuando de repente, pasa un coche que se estrella contra el cajón de las sandías. Una de ellas se parte en dos.
-¿Ha visto cómo está toda blanca?
-Hombre, menudo susto se ha llevado...


Va un vendedor ambulante por la playa...
-Tortas y tortitas, tortas y tortitas.
-Hola ¿cuánto cuesta una torta?.
-5 pesos.
-¿Y una tortita?.
-5 pesitos.

Esto es un español que entra en un almacén chino y le pregunta al dependiente:
-Por favor, ¿maletas?.
-Sí señol, ¡queda usted alestado!


Entra un hombre a una ferretería.
- ¿Tiene clavos?
- No tengo.
- ¿Y una sierra?
- No, tampoco tengo.
- ¿Y pintura?
- La verdad es que en esta tienda no tenemos de nada.
- ¿Y por qué no cierra?
- ¡Porque no tengo candado!
Entra un señor a una ferretería…
- ¿Vende pintura?.
- No.
- ¿Y sierra?
- Sobre las 8:30 de la noche.

Un vendedor ambulante iba por la calle:
-Vendo bolas adivinadoras a 2 euros, ¡¡bolas adivinadoras, bolas adivinadoras!!
-¿Y para qué sirven?, pregunta un chico.
-Hacen que puedas adivinar, le responde el vendedor.
Entonces el chico le compra una. La prueba. Y dice:
-Pero, si es tierra.
-Ves, ¡lo has adivinado!.
Entra un cliente en una tienda:
¿Me hace un favor? Cámbieme este billete de 200 por tres de 100.
-¿Será por dos de 100?, ¿no?
-¿Y el favor...?

-Por favor una barra de pan.
-Lo siento, tiene que ser rayado.
-Entonces: una barra de pan, una barra de pan, una barra de pan...
Esto es un señor que entra a una panadería...
-Hola ¿ha salido ya el pan?
-Sí ahora mismo.
-¿Y sobre qué hora regresará?


Si quieres reírte más, entra en: Buenos chistes, no pararás!.


No comments:

Post a Comment