Chistes cortos pero buenos

Chistes cortos pero buenos
Mamá, mamá, hoy he aprendido a hacer explosivos.
-Qué bien, Jaimito. ¿Y mañana qué aprenderéis en la escuela?
-¿Qué escuela?.

-Camarero, ¿pueden hacer más el pollo?
-¿Está crudo?.

-Sí, y se está comiendo las patatas...

Mi ordenador es muy bueno al ajedrez,
pero yo le gano boxeando.

Oiga, ¡¡que en mi plato de fideos hay una mosca!!.
-Y ¿cuántas pidió usted?.

Pregunta David Villa:
-¿Por qué pierde Portugal?
-Portugol.

-¿Ya has leído La Constitución?.
-No, prefiero ver la peli.

-Papá, ¿qué se siente al tener un hijo tan guapo?.
-No sé hijo, pregúntale a tu abuelo...

-Camarero, por favor, un café solo.
-Claro, ¡¡todos fuera del bar!!.

Era una vez dos borrachos que se acuestan en una litera, y el borracho que está en la litera de arriba, antes de dormir comienza a rezar:
-Con Dios me acuesto, con Dios me levanto, la Virgen María y el Espíritu Santo.
En eso se cae de la litera y el borracho que está en la parte de abajo le dice:
¿Viste? ¡Eso te pasa por estar durmiendo con tanta gente!

Este va uno que le dice a otro:
-¿Por qué nunca coges el coche?
-Porque no conozco a nadie que se llame Precaución.

Estaban esperando Jaimito y sus amigos a la profesora, no llegaba, no llegaba y empezaron a jugar.
Viene la profesora y dice:
-Clara ¿qué has hecho?, -pinté en la pizarra.
-¿Y tú Pedrito?, -yo tiré mi mesa al suelo.
-¿Y tú Jaimito? -yo tire una serpentina por la ventana.
Y al cabo de cinco minutos viene una niña golpeada,
y la profesora dice ¿tú quién eres? y la niña contesta: yo soy Serpentina.

-Papá, Papá cómprame una gorra.
-No.
-Anda Papá cómprame una gorra.
-He dicho que no.
-Venga Papá cómprame una gorra.
El padre enfadado le dice:
-A que cojo un palo y te arranco la cabeza.
Y el niño contesta:
-Sí claro ¡para no comprarme la gorra!.

¿Cómo se saca a un elefante de una piscina?
¡¡Pues mojado!!

¿Cómo se dice dulce en chino?
Aki much-a zúcar.

-Ey ¿Ya Viste?
-¿Qué?
-Traemos las misma ropa.
-Tonto, estamos en el colegio.

Iva un perro llamado Resistol,
se cayó y se pegó.

Había una vez un buñuelo que quería ser empanada
y se hizo la cresta.

Había una vez un pueblo tan machista pero tan machista
que los huevos no los ponían las gallinas si no los toros.
Esto es un español que está en Inglaterra y va a una farmacia.
Le pregunta al farmacéutico.
¿Hay ampollas? (I´am pollas).
Y le contesta el farmacéutico: Hello, Mr.Pollas.

Va una canica…
y vuelca.

¿Qué le dijo el volcán a la montaña?
-¿Te molesta el humo?

El Facebook es como el refrigerador
sabes que no hay nada nuevo
pero aún así lo abres cada 5 minutos ...


2 comments: